Tres microcámaras ocultas en un peluche, una bombilla y un enchufe han delatado a un hombre detenido en Málaga por la Guardia Civil. Esta acusado grabar imagenes íntimas de su hijastra, menor de edad, además de agredir sexualmente de ella.

El detenido llevaba conviviendo con su hijastra y la madre de esta durante siete años. El novio de la menor halló una de las cámaras ocultas dentro de un peluche y alerto inmediatamente a la madre.

Durante dos años, el detenido habría estado realizando las grabaciones de imágenes íntimas de la mejor de edad. Una vez se enteró de la denuncia interpuesta por la madre del menor, huyó inmediatamente de Mijas. Finalmente fue localizado por la guardia civil en la ciudad de Málaga.

Se le imputan los delitos de agresión sexual, contra la intimidad y tenencia de pornografía infantil. Tras ser presentado ante la autoridad judicial se ha decretado su ingreso en prisión.

Entrada anterior
La Guardia Civil investiga a ocho menores por distribuir pornografía infantil en un grupo de whatsapp